italiano english française español español

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 
Inicio
Acerca de nosotros
¿Qué ofrecemos?
¿Por qué oramos?
Evangelio y vida

 





El Evangelio en el Desayuno
Pensamientos de la mañana de la familia Castaldi (Saronno, Italia) que se reúne para rezar y crecer juntos.
Reflexiones ofrecidas a todos para promover la oración en las familias cristianas del mundo.
La versión Española fue editada por Miguel Alberto Muñoz, el Padre José Flores, misionero comboniano, y fue coordinada por Gabriele Bottai.

291 - La paz familiar

15-Jul-2019 - XV semana del Tiempo Ordinario – Lunes
Parole de Dieu
No piensen que he venido a traer la paz sobre la tierra. No vine a traer la paz, sino la espada. Porque he venido a enfrentar al hijo con su padre, a la hija con su madre y a la nuera con su suegra; y así, el hombre tendrá como enemigos a los de su propia casa. El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará. El que los recibe a ustedes, me recibe a mí; y el que me recibe, recibe a aquel que me envió. Mt 10,34-40
Pensées
“Paz a los hombres en la tierra” anuncian los ángeles en la choza de Belén. “Beatos los portadores de paz” anuncia Jesús desde el monte de las beatitudes. “Paz a ustedes” es el saludo de Jesús cuando aparece a sus discípulos después de la resurrección. Jesús es portador de paz. ¿Qué sentido tienen las palabras del evangelio de hoy: “No crean que he venido a traer la paz sobre la tierra?”. ¿Cuál es la que trajo en el texto evangélico de hoy y cuál disturbio trajo? La respuesta es sencilla y nosotros al inicio de nuestra trayectoria hemos hecho su experiencia. A aquellos que ponen en su seguimiento, Jesús trae aquella paz interior que nace de la conciencia de haber encontrado, en su persona, la fuente misma de la vida y la luz que ilumina el misterio que lo rodea. Desde el principio, sin embargo, pide seguirlo en modo radical alterando las relacione entre las personas más queridas, causando a veces temporáneamente separación entre ellos. Los afectos humanos tienden a ser exclusivos, totalizadores, posesivos, y no soportan intromisiones externas, aun cuando se trata de relaciones de esferas diferentes. Cuando se sincronizan las relaciones y se comienza un camino de fe juntos, se reconstituyen inmediatamente las precedentes relaciones, sobre todo en un nivel más alto y con mayor estabilidad. Es lo que ha sucedido entre nosotros.. Hace más de treinta años cuando conocimos a Oliviero y constituimos el grupo de oración de Saronno, la mamá, que participaba a los encuentros, no compartía algunos discursos que circulaban entre nosotros sobre la constitución de una comunidad que a un cierto punto se había llegado a la convivencia y a la comunión de los bienes. Eran sueños bellos, pero tocaban la exclusividad e intimidad de los afectos familiares, creando disturbios y hasta desidias. Una tarde, durante una discusión más encendida, la mamá estaba turbada profundamente. Tomó la palabra y manifestó claramente nuestro punto de desacuerdo. El proyecto se atoró y al final hemos reconocido que aquella era la opción justa. Desde aquel momento nuestra relación de pareja se calmó como siempre había existido, y nosotros encontraos la paz interior, junto con un crecimiento familiar.


 

Anna Maria Rossi e Pierluigi Castaldi
via Gaudenzio Ferrari, 29 - 21047 Saronno (VA) ITALY